#Seminario de crónica con Julio Villanueva Chang – Fundador de Etiqueta Negra (18 y 19 de abril)

Crónica

Julio Villanueva Chang

Editor Fundador de la revista ETIQUETA NEGRA

DE CERCA NADIE ES NORMAL

[Una propuesta para reportar, escribir y editar perfiles]

 

Sábado 18 de abril 10 – 2pm

Domingo 19 de abril  11 – 3 pm

Duración: 9 horas

Costo: U$S 300

Lugar: Sindicato Nacional de Escritores

256 West 38th Street Piso – 11

Inscribite con el formulario al final o en los correos:

mariabordallo@gmail.com

javier@mcnallyjackson.com

unidesconocidaenbrooklyn@gmail.com

 

INTRODUCCIÓN

«Todo lo que queremos publicar se trata de algo tan enigmático como obvio: de entender a gente. Hace dos mil años, Plutarco advertía que los actos más destacados de una persona no siempre develan su bondad o maldad. ¿Quién es alguien? ¿Lo que dice, lo que oculta o lo que hace? Así como hay críticos de vinos, dice Helen Benedict, quien publica un perfil es un crítico de personas. Quien escribe un perfil atraviesa una montaña —o un desierto— de archivos, entrevistas y escenas de las que es testigo, y desde su mirada selectiva que intenta descifrar a una persona, desde una presidenta hasta un carnicero. Se trata de entender a una persona en sus actos públicos e íntimos, una persona a la que puedes haber tratado entre tres minutos y dos años, o, incluso, no haberla visto nunca. Se trata de elegir entre gente pública y anónima a alguien tan ejemplar como excitante y contradictorio, y de hacer una excavación de su vida y su personalidad. El perfil es el género más completo y a la vez el más falible: quien se propone publicarlo como un texto para una revista o como un documental audiovisual se enfrenta a un género tan ambicioso como decepcionante, a su propia ignorancia y perplejidad, a la pregunta de si de verdad es posible conocer a alguien».

Del texto La silueta del perfil. Julio Villanueva Chang

 

EL TALLER

En dos sesiones, leeremos unos veinte episodios de perfiles en español e inglés, un material de discusión para resolver problemas en producir la idea de una historia, en entrevistar y observar a gente, y en escribir un texto. Discutiremos unas diez experiencias del proceso de edición entre editores y autores de la revista Etiqueta Negra, con un énfasis en: 1. Cómo producir y vender nuestras ideas de historias a editores de periódicos, revistas y libros. 2. Cómo conseguir el acceso para entrevistar a un personaje y conservar la confianza con una persona para acompañarla en su rutina más allá de la situación teatral de una entrevista. 3. Qué mirar y anotar durante una escena en la que somos testigos o cómo reconstruir una escena cuando no hemos podido estar allí. 4. Cómo hacer una historia sin poder entrevistar al personaje principal. 5. Cómo leer y reescribir una historia sin editor —o con suerte con él— en las mejores publicaciones de Iberoamérica y Estados Unidos.

 

 

JULIO VILLANUEVA CHANG

Director y fundador de la revista Etiqueta Negra. Maestro de la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI). Premio de la Sociedad Interamericana  de Prensa (SIP) en crónicas. Ha publicado el libro Elogios criminales —De cerca nadie es normal en su última edición, una antología de sus perfiles. El Congreso de Periodismo Digital de España publicó Un día con Julio Villanueva Chang, el resumen de un taller sobre su experiencia de editor. Ha editado el libro Messi de Leonardo Faccio, traducido hoy a trece idiomas. Dirigió el equipo que publicó en Etiqueta Negra Las mentiras de un héroe oficial, del reportero Carlos Paredes, un reportaje sobre el general de policía que capturó a Abimael Guzmán y Vladimiro Montesinos y que obtuvo el Premio de la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano. Fue autor invitado y parte del equipo de producción que publicó Southamerica in the XXI Century, en The Virginia Quarterly Review, una edición que ganó el American Magazine Award en la categoría Best Special Topic. Sus textos, traducidos a cinco idiomas, han aparecido en diarios y revistas como El País de España, Folha de S. Paulo de Brasil, Feuilleton de Francia, National Geographic Latinoamérica, y McSweeney’s y The Believer de Estados Unidos. Ha sido editor invitado en las revistas Letras Libres, (México-España), Culturas del diario La Vanguardia (Barcelona) y de Internazionale (Italia). Ha sido jurado del Premio Internacional de Cuento Juan Rulfo, organizado por Radio Francia Internacional y el Instituto Cervantes de París. Ha dictado talleres para editores y reporteros de once países, entre ellos periódicos como O Globo y El Faro.net; y revistas como Gatopardo y Soho. Ha sido profesor visitante del Máster de Edición de la Universidad Autónoma de Barcelona, conferencista en el TEDx Amazonia de Brasil, expositor en la Conferencia de Periodismo Narrativo de la Nieman Foundation at Harvard University, y en las universidades de Stanford y Yale. Es miembro del Comité Consultor de Radio Ambulante.org., y Rector Desconocido de la Universidad Desconocida de Brooklyn.

 

 

SOBRE JULIO VILLANUEVA CHANG Y ETIQUETA NEGRA

«The magazine Etiqueta Negra captures Peru’s new sense of breaking out of isolation».

–The New York Times–

«Etiqueta Negra  tiene un nivel artístico altísimo y admiro el esfuerzo que ponéis en editarla».

–Ryszard Kapuscinski–

«More daring than Esquire, more well-connected than the Paris Review, better looking than the New Yorker, Etiqueta Negra is-the-magazine for the hemisphere rather than the narrow U.S. of America. So why don’t more people know it? Because it’s in Spanish? Because it’s from Peru? An important publication to check out and to know». 

Mark Greif. Co-Editor, N+1 Magazine–

«We consider ourselves your brothers and sisters up here in San Francisco, in the same path, fighting the same fight. I think seeing your magazine was a revelation for me. Because I’ve seen magazines from all over the world, I collect them, I subscribe. Etiqueta Negra  is so beautiful and luxurious. I’m a designer too. I’m very picky about design. It is one of the best made magazines of the world, so I pay attention right away. Automatically, it has been on my radar. It’s likeminded, and we share a lot of DNA, an idea of what looks good and interesting».

–Dave Eggers. Escritor. Fundador de McSweeney’s y The Believer–.

 «The New Yorker, with its emphasis on reflection and reporting, has become the natural editorial model to follow. No other magazine in Latin America has been able to emulate that publication’s elegance and dynamism as well as Peru’s Etiqueta Negra (…). Unlike the vast majority of tradition-bound Latin American magazines, Etiqueta Negra has faith in the attention span and intelligence of its readers. The magazine’s stories reveal the editors’ commitment to good literary sense as well as a unique, unpretentious worldview. When it comes to its art direction, however, Etiqueta Negra leaves all resemblance to The New Yorker behind. Etiqueta Negra  is a rara avis on the Latin American newsstand; one can easily imagine picking it out from the crowd because of its content and modern design. Etiqueta Negra  is the perfect embodiment of Latin America’s bright future in journalism. It is also, in a certain sense, a good role model for other publications that are looking for a way to represent a regional identity while, at the same time, creatively defending a great literary tradition. It does not underestimate the reader, nor is it a slave to the market. It is a magazine that is not afraid of reflection, and yet does not take itself too seriously. That’s a considerable blessing for today’s Spanish-speaking newsstand».

–Foreign Policy. Estados Unidos–

 

«El método de Villanueva Chang funciona tan bien que en sus perfiles ha emergido con nuevas verdades sobre sus personajes y también quizás sobre la naturaleza humana. Pero hay aún más: al leerlos uno se percata de que todas las figuras públicas elegidas por Chang —entre ellos Ferran Adrià, Werner Herzog, Kapuscinski— son gente más bien como él mismo: perfeccionistas obsesivos que crean en los márgenes de un mundo conocido y que viven en una suerte de crepúsculo perpetuo, ocultos detrás de sus mitificadas imágenes públicas. [Su libro] Elogios Criminales es literatura, por supuesto, en el verdadero sentido de la palabra: historias para ser leídas una y otra vez, con frases para maravillarse y reírse en voz alta. Incluso para guardarse de memoria».

–Jon Lee Anderson–

«Los textos de Etiqueta Negra sufren el vigoroso tratamiento de Chang, un maniático del editing, se dice, como en su día lo fue Bill Buford en el Granta de los ochenta».

–Jorge Herralde–

«El perfil es el género en el que, dentro de la crónica, Julio Villanueva Chang es un maestro. El gran autor que ha influido en él —y no creo que haya otro en el idioma que se le acerque tanto— es Gabriel García Márquez, en especial durante su época de cronista en Barranquilla y Cartagena, un extraordinario observador de la realidad y amante de las paradojas. En las crónicas de [su libro] Elogios Criminales está la impronta de uno de los mayores periodistas que ha tenido nuestro idioma. Pero al mismo tiempo Villanueva Chang tiene sellos personales que son únicos y que lo convierten en uno de nuestros mejores cronistas en el momento contemporáneo, no sólo en nuestra lengua sino en cualquier lengua. Villanueva Chang, que [de editor] ha encargado tantas crónicas extraordinarias, ha escrito un libro que probablemente nadie le hubiera encargado. Esa es la gran enseñanza estética y ética de este trabajo: son crónicas que nadie pidió y que todos necesitamos».

–Juan Villoro–

«Villanueva Chang viene a ser para esta generación algo así como el gurú-editor».

 –Babelia. El País–

«Uno de los motores y epicentros del rescate del género del periodismo narrativo es Julio Villanueva Chang. No sólo como autor sino también como editor. Desde Lima, que tiene muchas virtudes pero que no es el centro del mundo, logró hacer de Etiqueta Negra la revista cultural de periodismo más importante de la lengua española. Además fue un empeño casi solitario, al menos al principio, que logró congregar a una nueva generación de narradores, construir otra y volverse el centro de la discusión sobre el periodismo narrativo en América Latina. Y esto es un mérito gigantesco».

–Ricardo Cayuela Gally. Editor Letras Libres. México–

«Etiqueta Negra es la mejor revista del mundo, y yo no digo las cosas por decir».

–Ferran Adrià–

«Julio Villanueva Chang es, tal vez, el mejor editor de periodismo narrativo que hay en América Latina. Sabe plantearle a cada historia las preguntas necesarias y sabe cómo lograr que cada autor que pasa por sus manos dé lo mejor de sí mismo. Tiene una intuición feroz y es a la vez un cronista vigilado implacablemente por su propio ojo de editor. Sus textos tienen una carpintería poderosa, son sólidos y limpios. Sus investigaciones son ambiciosas y abundantes en la exploración del contexto. Su libro Elogios criminales es una cátedra de periodismo narrativo. Debería ser de obligada lectura en las escuelas de periodismo. Los perfiles de este libro son viajes a fondo con una gran capacidad de penetración sicológica, y una multiplicidad de ángulos que enriquecen la mirada del propio cronista».

 

–Alberto Salcedo Ramos. Colombia–

«Si una propuesta nueva ha dado que hablar en el terreno del periodismo escrito en lengua española a lo largo de este decenio es la que desde Perú impulsan los responsables de Etiqueta Negra».

–Sergio Vila-San Juan. La Vanguardia. Barcelona–

 

«I love Etiqueta Negra . It’s probably the best looking magazine I can think of at the moment.  But I also love the theme issues, that let writers play with an idea. There aren’t many magazines in the world that have this amount of intellectuals, adventure, sophistication, humour and energy, and a kind of spirit that makes it very special among magazines. I don’t think anyone is doing a magazine like it right now. I am really proud of being associated with it in any way, and I love seeing my stories in it».

-Susan Orlean. Cronista de The New Yorker–

«Hace poco leí en el correo de lectores de Etiqueta Negra algo terrible: un canadiense se sorprendía de que semejante revista se hiciera en el Perú. «Es lo que uno podría esperar de México –decía– o de Buenos Aires». De Buenos Aires lo podemos esperar sentados. Se llama Etiqueta Negra se publica en Lima y es la mejor revista de crónicas del continente».

–Martín Caparrós. Argentina–

«La rivista più bella del mondo? La fanno in Perú. Etiqueta Negra, un suceso editoriale, è basata su firme eccezionali un editing snervante, fino alla perfezione. E zulla convinzione che la stampa non è finita. Dipende solo da cosa c’è scritto sopra».

–La Repubblica. Italia–

 

«Comparisons to the New Yorker are no accident (…). Unlike much U.S. culture that gets lost in translation by the time it reaches Latin America, Chang understood that the inspiration from the New Yorker was merely a starting point. Because while, say, a rock band from Lima might be influenced by Depeche Mode or the Doobie Brothers, the musicians sometimes forget to throw their own Latino roots into the mix. Not so with Etiqueta Negra . Using a lengthy, nonfiction approach to its stories, Etiqueta Negra  takes on subject matter relevant to Latin America with internationally accepted journalism ethics but also with a Peruvian voice».

–The San Francisco Chronicle–

«La mejor revista que hay es Etiqueta Negra. Tiene una cantidad de años en el mercado y unos esfuerzos de los que nosotros carecemos. Nosotros hemos nacido digitales, con una comunidad de lectores. Nos ha resultado bastante fácil. Nosotros somos hijos de Etiqueta Negra Somos sus grandes admiradores».

–Hernán Casciari. Orsai. Argentina–

 «La mejor revista de Nuevo Periodismo es latinoamericana. Además de amalgamar con insólito rigor las potencias de la narración literaria con la gula de la información y las urgencias del mundo, la poética periodística de Etiqieta Negra consuma un extraño milagro: volver radiactivo todo lo que toca. Etiqueta Negra tiene artículos que yo jamás pensé que iba a leer. Sólo después del New Yorker, creo que no hay otra revista que me haya producido esa especie de adicción instantánea, y en ese sentido es la revista que siempre yo quise hacer. Etiqueta Negra es una revista completa en el sentido de que produce cierto tipo de ilusión, y después es difícil darse una idea de cómo realmente la revista se hace. Es una revista que se reinventa, que parece acaudalada, que parece no faltarle nada. Lo que me sorprende es que Etiqueta Negra sea la revista que tanto Martín [Caparrós] como yo siempre quisimos hacer –y que por alguna razón nunca hicimos y ahora nos contentamos sólo con leer–, que sea una revista como reservada justamente por las condiciones más exigentes que impone una ciudad como Lima. Muchas veces las cosas más precarias son las condiciones para que las cosas se hagan más puras, más cercas de la idea original que les permitió nacer. ¿Qué es lo peor de Etiqueta Negra? Que todavía es demasiado secreta».

 –Alan Pauls. Argentina–

«Etiqueta Negra es probablemente la mejor revista de crónicas en lengua española. Pero aparte de eso es también la gran sorpresa de haber podido encontrar una revista que en español hable de todos los temas que se están hablando en otros idiomas, en inglés, en francés, en alemán. Para un autor, es también el gusto que da poder tener un equipo de editores muy buenos, muy serios, muy rigurosos, muy exigentes, que mejoran el texto de uno. Esto es raro: muchas veces los editores no me han parado mucho, pero en el caso de los editores sí me han parado mucho, y hacen unos textos muy buenos, tienen muy buenas ideas, y crean un diálogo con el autor. Uno los encuentra muy poco en su vida».

–Héctor Feliciano. Puerto Rico–

«Etiqueta Negra se ha vuelto LA revista a la que aspiran los nuevos escritores en América Latina, porque es alegre y seria a la vez, creativa en sus libertades y exigente en su deseo de ofrecer el más delicioso dialogo entre los escritores y el lector».

–Alma Guillermoprieto. Cronista de The New Yorker–

«Cuando termino de leer un ejemplar de Etiqueta Negra me quedo con la sensación de que América Latina tiene todas las posibilidades y sólo necesita un buen editor que la organice. Etiqueta Negra aumenta mi orgullo de hablar y escribir español, pero sobre todo de leerlo. No me atrevo a decir que Etiqueta Negra te cambia la vida, pero sin duda te la mejora».

–Alberto Fuguet. Chile–

«En un tiempo de crisis de las publicaciones, se mantienen aquellas que saben conjuntar la política, la cultura, la sociedad del espectáculo y el espectáculo de la sociedad. No son demasiadas, pero en América Latina hay varias de alta calidad. Una de ellas, que leo con la puntualidad debida, es Etiqueta Negra, que reúne destreza informativa, formato excelente, colaboraciones importantes, fotos que causan adicción, e incluso el chisme considerado como una de las bellas artes».

–Carlos Monsiváis. México– 

«Etiqueta Negra combina las mejores virtudes del nuevo periodismo. Una revista versátil, con gran diseño y un ojo avizor para la actualidad, que no rehúye los temas profundos. Divertida, desenfadada, cosmopolita, Etiqueta Negra ha lanzado un trepidante safari en pos de la calidad literaria. Si se publicara en Nueva York, sería épica. Hecha desde América Latina resulta heroica. Muy pronto será legendaria».

–Juan Villoro. México–

«Hay editores famosos en América Latina como Julio Villanueva Chang, que se ha convertido en una leyenda. Es capaz de convertir en aceptable una crónica preverbal. Es un grandísimo editor creativo. A mí me ha servido mucho dialogar con él».

–Juan Villoro. México–

«Julio Villanueva Chang es el maestro de crónica más exigente que he tenido. En sus talleres he recibido muchos consejos prácticos, he descubierto nuevos autores fascinantes y también he desaprendido cosas que durante mucho tiempo me parecían inamovibles de mi mente».

–Diego Enrique Osorno. México–

 

 

«Villanueva Chang me pareció a la altura de su leyenda [un editor fenomenal]. Es alto, con el pelo negro y largo, y no consigue esconder la sonrisa espontánea y las gafas grandes de un alumno adicto a la lectura. Se viste bastante de negro, no sé si algo tiene que ver con el nombre de su revista. O si, más bien, es el vestido de un monje de la edición que saca con unos amigos una revista de primer orden en condiciones de supervivencia económica»

–Jean François Foguel. Francia–

«Hace unos años, en 1999, escribí que Julio Villanueva Chang era ‘una nueva voz en las letras de America Latina’.  Y no me equivoqué. Es un cronista excepcional pero me quedé corto. Como el fundador y cerebro detrás de la extraordinaria revista de periodismo narrativo Etiqueta Negra, Chang ha demostrado que es también uno de sus mejores editores. Con su visión y su empeño, ha producido un modelo a seguir, una publicación que sirve de vitrina para el gran potencial literario y periodístico de América Latina».

–Jon Lee Anderson. Estados Unidos–

«Julio Villanueva Chang ha tenido el genio de  hacer de  su edición y de Etiqueta Negra una especie de cofradía con su propia mística»

–Guillermo Osorno. Director de Gatopardo. México–

«Los periódicos pasan, es su oficio y su sacrificio, pero en ellos viaja también la literatura y resulta bueno que la literatura se quede un rato más. El poeta José Bergamín titulaba sus apuntes semanales ‘Las cosas que no pasan’. También Villanueva Chang sabe hablar de lo que no pasa, incesantemente, de lo que se enreda en las palabras hasta nunca jamás».

–Fernando Savater. España–

 

 

 

 

Nuevo taller con Mercedes Roffé

¿POR DÓNDE EMPEZAR?

Dirigido por Mercedes Roffé

Seis sesiones: U$S 300

Comienzo: Marzo de 2015

Sábados entre las 3:00 y las 5:00 / Lunes entre las 6:00 y las 8:00.

¿ALGUNA VEZ TE HAS PLANTEADO ALGUNA DE ESTAS PREGUNTAS?

¿Por dónde empezar a escribir un poema? ¿Por dónde empezar a corregirlo?

¿Por dónde empezar a mostrarlo, a aceptar y a discernir opiniones? ¿Por dónde empezar a leer a otros poetas?¿Por dónde empezar a hacerse una comunidad de amigos/pares/lectores?

¿Por dónde empezar a organizar un libro, sus secciones; a pensar su estética, sus posibles aportes/fuentes/diferencias?

¿Por dónde empezar a darle un orden que refleje su ritmo —es decir, su unidad y variedad? ¿Por dónde empezar a elegir editorial, país, diseño ydistribución? ¿Por dónde empezar a intentar alguna repercusión en la prensa?

¿Por dóndeempezar de nuevo después de haber escrito o publicado un libro?

SI TU RESPUESTA ES SÍ, ESTE TALLER ES PARA TI.

Juan Villoro: bienvenido rector desconocido

Bienvenido Juan, hacedor de grandes anécdotas y fortuitos encuentros en McNally Jackson. Uno de los mejores recuerdos: un curso de narrativa mexicana actual en un taxi desde el Bronx a Soho.

VILLORO_733061384   Juan Villoro

“Realmente la felicidad no tiene historia. Esta la podemos disfrutar en la vida real, pero resulta muy tedioso tratarla en la literatura.”

Desde sus primeros relatos publicados a fines de la década del ’70, Juan Villoro, con una diestra técnica narrativa, una prosa clara y concentrada, de certera adjetivación y atinado sentido del ritmo, poseedor además de un largo y variado catálogo de recursos, ha venido construyendo una obra que continúa enriqueciendo a través de la práctica de géneros tan diversos como la novela, el cuento, el ensayo, el diario de viajes, la crónica, el artículo periodístico y el libro para niños. Pocas veces dones tan disímiles coinciden de forma tan armoniosa y fecunda en un mismo escritor.

Desde sus primeros relatos publicados a fines de la década del ’70, Juan Villoro, con una diestra técnica narrativa, una prosa clara y concentrada, de certera adjetivación y atinado sentido del ritmo, poseedor además de un largo y variado catálogo de recursos, ha venido construyendo una obra que continúa enriqueciendo a través de la práctica de géneros tan diversos como la novela, el cuento, el ensayo, el diario de viajes, la crónica, el artículo periodístico y el libro para niños. Pocas veces dones tan disímiles coinciden de forma tan armoniosa y fecunda en un mismo escritor.

Nacido en el Distrito Federal de México el 24 de septiembre de 1956, tras estudiar sociología en la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) y asistir al Taller de Cuento de Augusto Monterroso, de 1976 a 1977 fue becario del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) en el área de narrativa. Condujo el programa de Radio Educación El lado oscuro de la luna de 1977 a 1981 y de 1980 a 1981 fue jefe de actividades culturales en la UAM. Agregado cultural en la Embajada de México en Berlín entre 1981 y 1984, dentro de la entonces República Democrática Alemana, colaborador en publicaciones como Cambio, Gaceta del Fondo de Cultura Económica, El País, Letra Internacional, ABC, Diario 16, Crisis, El Malpensante, Letras Libres, Proceso y Vuelta, fue también jefe de redacción de Pauta y director de La Jornada Semanal, suplemento cultural del diario La Jornada, de 1995 a 1998.

Esta riqueza y variedad de experiencias cuaja en una obra que suma, a la diversidad de géneros literarios, la capacidad de ahondar en la sociedad mexicana y en el interior de sus habitantes, a la vez que una perspectiva cosmopolita para abordar las relaciones entre la cultura americana y la europea, sin ceder a tópicos ni exotismos. Poblados por gloriosos perdedores y solitarios acosados por sus difíciles lazos con un mundo sumido en la incertidumbre, los libros de Villoro ofrecen al lector un juego de entrecruzamientos en el que a menudo, como en el universo que retratan, el que gana pierde y cada quien es libre de cerrar los ojos a la evidencia o descubrir la visión reveladora de su destino.

Profesor de literatura en la UNAM e invitado en las universidades de Yale, Boston y Pompeu i Fabra de Barcelona, ciudad donde reside en la actualidad, el autor colabora regularmente en la revista literaria Letras Libres, en los periódicos La Jornada (México) y El País (España), y en publicaciones como Proceso, Nexos y Reforma. Premiado en sus múltiples facetas de narrador, ensayista, autor de libros infantiles y traductor de importantes obras en alemán y en inglés, Juan Villoro es cada vez más reconocido como uno de los principales escritores latinoamericanos contemporáneos.

Premio Iberoamericano José Donoso por el conjunto de su obra (Chile, 2012)

Premio ACE a la mejor comedia del año por su obra teatral “Filosofía de vida”
(Argentina, 2012).

Fuente: Club Cultura.