literatura erótica

 Taller de Literatura Erótica     

Profesor: Hugo Clemente (psicólogo social y escritor)

Lugar:  McNally Jackson Boosk,  New York.

Fecha:  Octubre 2016

Horario:  Dos sesiones de 2 horas y media. En dos días consecutivos o  separados por una semana.

 

PRESENTACIÓN

 

El taller pretende ser una aproximación a la literatura de género, en concreto de género erótico, tan en boga últimamente debido a acontecimientos de consumo de masas más que a fenómenos literarios de relevancia. La propuesta es llevar a cabo distintas actividades con los alumnos.

En primer lugar una reflexión sobre la propia percepción de la sexualidad. Qué y por qué nos resulta estimulante, qué obsceno, dónde está la línea divisoria y convenir en que se trata de una cuestión personal. También hablaremos de algunas de las filias y parafilias más comunes, algunas de las más extrañas, y veremos que muchas de ellas tan solo dependen del grado de intensidad ya que si quisiéramos podríamos considerar una actividad sádica, o masoquista, que nos mordisqueen el lóbulo de la oreja.

Continuaremos con algunas cuestiones estrictamente literarias acerca de los parámetros que definen, o suelen definir al género erótico. El objetivo principal es demostrar que la literatura erótica sólo es un género menor cuando no se alcanzan unos niveles de calidad literaria adecuados.

También reflexionaremos sobre el sentido, la idoneidad y las motivaciones para escribir texto erótico.

Por último hablaremos de algunos de los nombres más relevantes de la literatura erótica tanto en épocas clásicas como en la actualidad.

Es inevitable a fecha de hoy no obviar el fenómeno de 50 sombras de Grey, así que aprovecharemos la coyuntura para analizar de la forma más aséptica posible el contenido erótico (si lo hubiera) de la trilogía.

A lo largo del taller se proponen distintas actividades y ejercicios en el aula y otras propuestas para realizar en casa con fecha de entrega. El objetivo último es que los asistentes puedan meterle mano a este género literario.

Se trata de un taller con una parte eminentemente práctica, en la que los alumnos escribirán allí mismo siguiendo las instrucciones de los ejercicios propuestos. No tendrán que leerlos en clase (salvo que quieran hacerlo y yo estaré encantado), sino que se trata de que empiecen a elaborar material con el que trabajar después hasta completar un relato solvente. Se propone la posibilidad de entregar alguno de esos trabajos en un plazo dado, que devolveré con comentarios, observaciones y sugerencias y, que si quieren, podrán compartir con sus compañeros a través de correos electrónicos. Se firmará con seudónimo como homenaje a los autores de siglos anteriores que no tuvieron más remedio que ocultar su verdadera identidad para publicar y además, los asistentes estarán más desinhibidos a la hora de escribir.

CONTENIDOS DEFINICIONES DE SEXUALIDAD

Eros y Thanatos, los griegos y Freud Sensualidad frente a sexualidad Erotismo y sutileza Tabúes y prejuicios Filias Pornografía

IMPLICACIONES LITERARIAS La literatura de género frente a la literatura en general El uso del lenguaje y el equilibrio del lenguaje El narrador y el autor// la literatura experiencial

¿QUÉ PRETENDE LA LITERATURA ERÓTICA? ¿Por qué escribir o leer en lugar de follar? Sexo positivo y sexo negativo Otras narrativas eróticas: Cine, series, pornografía, pornografía feminista ¿A quién se dirige el narrador? ¿Desde dónde se narra? Campos semánticos

BIBLIOGRAFIA

Kama Sutra. Vatsiaiana.(240-­‐550 d.C.) Las Mil y una Noches. Se considera a Abu Abd-­‐Allah Muhammad el-­‐Gahshiga, el compilador y traductor original en el siglo IX. Traducida por primera vez a una lengua occidental en 1704. Marqués de Sade. Filosofía en el tocador. 1795. Leopold Von Sacher Masoch. Las Venus de las pieles. 1870. Guillaume Apollinaire. Las once mil vergas o los amores de un Hospodar. 1907. David H. Lawrence. El amante de Lady Chaterley. 1907. Georges Bataille. Historia del ojo. 1928. La Sonrisa vertical. Anaïs Nin. Diarios: Incesto 1932-­‐1934 y Fuego 1934-­‐1937. Boris Vian. Escritos Pornográficos. Editorial MCA -­‐La nave de los locos. Vladimir Nabokov. Lolita. 1955. Anagrama. Henry Miller. Sexus. 1978. Círculo de lectores. Charles Bukowski. Mujeres.1978. Anagrama. Marguerite Duras. El amante. 1984. RBA Editores. Mario Vargas Llosa. Elogio de la madrastra. 1988. La Sonrisa Vertical. Almudena Grandes. Las Edades de Lulú. 1989. La sonrisa Vertical. Jaques Serguine. Elogio a la azotaina. 1990. Ediciones de Blanco Satén.

Antonio Gala. La Pasión Turca.1993. Planeta. Quim Monzó. El porqué de las cosas. 1994. Anagrama. Juan Manuel de Prada. Coños. 1995. Valdemar. Pedro Juan Gutiérrez. Trilogía sucia de La Habana. 1998. Anagrama. Catherine Millet. La vida sexual de Katherine M. 2000. Anagrama. Benedicte Martin. Warm Up. 2003. Tropismos. Tony Bentley. La rendición. 2004. La sonrisa Vertical. Virginie Despentes. Teoría King Kong. 2006.UHF. Fernando Iwasaki. Helarte de amar. 2006. Páginas de Espuma. E. L. James. 50 sombras de Grey. 2011. Grijalbo. LINKS Adam (videoclip musical) https://www.youtube.com/watch?v=Wjrud3Urx8A Baise Moi Trailer de la película de Virginie Despentes https://www.youtube.com/watch?v=hRubuJki4Mk Entrevista a Erika Lust directora feminista de cine pornográfico https://www.youtube.com/watch?v=2GBzRUOC7SI Listado de filias http://www.psicoactiva.com/info/filias.htm Conferencia de Josune Muñoz sobre 50 sombras de Grey https://www.youtube.com/watch?v=EYL1hDv6338

El deseo se manifiesta como una iridiscencia, un poder, una fuerza expresiva en la cual se vuelca toda la energía de la naturaleza. En presencia del deseo nos alejamos de nuestro propio centro hasta perder la noción del yo. -­‐H. D. Lawrence-­‐ Fuera del cuerpo solo hay desesperación y desilusión. -­‐Henry Miller-­‐

Los adultos necesitan una literatura obscena de la misma forma en que los niños los cuentos de hadas, como un alivio contra la fuerza opresiva de las convenciones. -­‐Havellock Ellis-­‐ Debería ser considerada como parte integrante de la literatura erótica toda obra de arte que produzca en el lector el deseo de amar físicamente, sea directamente o por presentación interpuesta. -­‐Boris Vian-­‐ A comienzos de los 90 y recién cumplidos los treinta, escribí estos relatos que entonces me parecieron eróticos. No obstante, ahora que tengo cuarentitantos he descubierto que sólo eran literatura fantástica. Uno cuando es joven tiende a confundir el erotismo con la sexualidad. Al erotismo le basta con la fantasía, el deseo y la imaginación (ese es el quid de la cuestión); mientras que la sexualidad requiere pareja, espacio y una mínima parafernalia (ese es el kit de la cuestión). Así, a los treinta yo creía que mis personajes sólo echaban «quiquis», pero pasados los cuarenta he constatado que lo que hacían era un quid-­‐ kit. -­‐Fernando Iwasaki

Y esta es una muestra de la última vez que he atacado el género: http://notoquesnada.com/2015/02/25/un-­‐bikini/